El Ahogado de Puerto Chicama

Que mala idea fue siempre morder la mano de quién te da de comer.

Puerto Chicama, un pueblito pesquero que se arrodilla ante el Pacífico, terminó con todo el pescado de sus costas. Las redes de arrastre se lo llevaron todo, peces grandes y peces chicos, y con ellos la posibilidad de la vida en el fondo. Esas redes se llevaron con su inconsciencia  el trabajo y el sustento de todo un pueblo. Las 6 fábricas de procesamiento de harina de pescado que había en el pueblo cerraron una tras otra y ahora solo son un fantasma a la izquierda de la bahía. El Puerto de Malabrigo, como también le llaman en el lugar, mordió la mano del  mar.

Pero el mar fue piadoso y les dejó  las olas.

Doris es la hija de “El Hombre.” Así  llaman a un gurú del surf de 87 primaveras que desde el año 47 acoge en su casa a Tablistas (surfistas) de todo el mundo que llegan en busca de la ola más larga del mundo; 2 kilómetros de agua en un tubo casi perfecto.

“A mi viejito le gusta leer frente al mar” nos cuenta Doris. El viejo surfero lee con las lentes cerquita del periódico. Mientras, Doris se prepara para llevar a remendar unos neoprenos al zapatero. Su relación con el mar es intensa; “él nos trae las olas y las olas traen a los chicos y las chicas. Cuando las olas se van los tablistas se van y a mi me queda la tristeza…, las olas traen la alegría”.

Doris

Su padre levanto el albergue para amantes del surf que ahora ella regenta. Las fotos de Iñaki, James, John, aquel coreano tan simpático, los irlandeses, el americano pelirrojo… pueblan las paredes azules. Son casi recuerdos de familia.

Doris nos cuenta que el mar da tanta alegría como respeto.  “¿En España no tienen Ahogado?”, pregunta. Le respondemos que no y nos cuenta que en Puerto Chicama todo el mundo le ha escuchado alguna vez.

Cuando una barca se hundía y el pescador moría en el mar, su alma vagaba condenada buscando otro espíritu para llevárselo y librarse del maleficio, para poder descansar en paz. En las noches cerradas se escuchan sus angustiadas respiraciones, sus gritos desgarrados al quedarse sin aire en el mar y hundirse bajo las aguas. Es el sonido terrible de un ahogamiento. Doris le temía de pequeña y aún le teme.  Nos asegura que su vecina le escucha cada día y que a veces no le deja dormir.

“¿No le habéis oído?”, nos pregunta Doris.

Le respondo que no pero tengo mis dudas. Puede que hayamos confundido los lamentos del condenado con los rumores del Pacifico contra las fábricas fantasmas de Puerto Chicama.

Emi*

Anuncios

Acerca de Emi Arias

Periodista. Master en televisión por RTVE. Experta en Información internacional y Master en Igualdad entre Hombres y Mujeres.
Esta entrada fue publicada en Leyendas, Perú y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El Ahogado de Puerto Chicama

  1. esther dijo:

    Que ilusion me hece leer esto,disfrutar a tope de cada momento y de cada rincon de esa maravillosa tierra y de sus gentes.Os queremos mucho

  2. maribel dijo:

    me ha gustado mucho ,la foto es preciosa y tu escribes precioso soy mama pasarlo muy bien y aprender mucho de toda esa gente muchos besossss

  3. Asier dijo:

    Hola bikote,

    Acabo de ver por primera vez vuestro blog y me está encantando. Un saludo desde Portu y cuidaos.

  4. francisco dijo:

    imagen inolvidable que pasa por mi mente como chicamero, hoy estoy lejos de ese pedazito de esa tierra que me vio nacer, cada visita es un motivo de alegria, recuerdos de mi juventud y reconfortante para descargar el strees y las tensiones del trajinar de la ciudad

  5. mauricio dijo:

    Muy buen relato señorita Emi Arias. Me gustaria agregar su cuento en un blog mio que esta dedicado a todos los mitos, cuentos, relatos, historias, leyendas de todo el valle chicama ; claro que con sus creditos correspondientes . Espero que acepte mi propuesta.

  6. mauricio dijo:

    Por favor hacerme presente su respuesta a mi correo electronico que es:
    mcflymauri@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s