La magia que vino del norte

Un mago euskaldun recorrerá  las zonas más desfavorecidas de 12 países latinoamericanos durante tres años haciendo magia solidaria

Ángela y Zaki durante uno de los talleres. Independencia (Lima)

Zaki agita sus manos y una luz roja aparece tras la oreja de Willian. El niño ríe a carcajadas y busca una explicación a lo sucedido en su oreja. Estamos en El Volante, un cerro de Independencia, distrito de Lima.

La magia ha empezado en Perú  y seguirá su viaje por Guatemala, Colombia, Ecuador, Nicaragua, República Dominicana, Venezuela, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Estos 12 países recibirán la visita de Zaki, un mago del barrio bilbaíno de Rekalde que ha decidido meter en un enorme baúl su chistera, su barita y sus cartas para recorrer las zonas más desfavorecidas de América Latina.

Tres meses por país durante tres años. Esos son los números del proyecto Repartiendo Ilusión. Su recorrido incluye centros sociales como este del Centro de Jóvenes Solidarios, financiado por la ONG vasca Perualde.

Zaki nos cuenta que ”está dirigido a niñas y niños de las zonas mas desfavorecidas. Y también para los adultos a los que ofrezco la posibilidad de hacer galas para recaudar fondos para sus proyectos.¨

Lleva veinticinco años haciendo soñar a niños y niñas, “la magia infantil es mi pasión”, cuenta.  Aún así, Zaki considera que él se lleva la mejor parte. “Lo que yo recojo de estas actuaciones no hay dinero que lo pague. Ellos y ellas  me transmiten una energía difícil de definir. Cuando les veo reír a carcajadas, chillar, participar y cuando acaba el show y vienen a chocar la mano y me dicen que cuando vuelvo… Eso es impagable. O cuando entro en un hospital y hay un dolor en el aire que se puede tocar, cuando se ve el sufrimiento de los familiares de los niños y niñas ingresados… Entonces llego con mis bártulos en silencio, preparo la sesión y … nada mas empezar los niños y niñas empiezan a reír y contagian a los familiares, en fin…”, cuenta emocionado.

De vez en cuando él es el sorprendido: “Hace unos días me cantaron el cumpleaños feliz 500 personas en el teatro Mario Vargas Llosa de Lima y casi me caigo al suelo de emoción. Después se me acercó un niño de dos o tres años con una galleta en la mano y me la regaló. Es difícil definir lo que sentí en ese momento”.

Toda esta aventura empezó en 2006 cuando visitó por primera vez los campamentos de refugiados  Saharauis. Zaki asegura que aquello le enganchó:  “Me estremeció toda la pobreza y las condiciones de vida de miles de personas viviendo de la nada. Pasé por las escuelas de los cuatro campamentos, poco a poco me fui involucrando cada vez mas. En mi primer viaje a los campamentos pensé que eso era lo más cercano al infierno. Pronto me di cuenta de que existen muchos y diferentes infiernos.”

"De mayor voy a ser mago"

Después de los campamentos visitó dos veces Sarajevo, después llegó Kenia, Ghana, y esta ya es la tercera vez en Perú. De todos estos viajes y experiencias nace su pasión para preparar la siguiente aventura. En sus baúles, además de numerosos artilugios mágicos, lleva a cuestas momentos preciosos, como aquel en un orfanato de Ventanilla, con mas de ochocientos niños y niñas. “Se me acercó una niña de nueve años y me preguntó si en España nevaba, le dije que si y ella me contestó, ¿por favor si vienes otro año me puedes traer un bola de nieve?”.

Es consciente de que su magia no cambia la realidad pero sabe que la mejora. “La magia hace que tengan algo bonito y agradable en lo que pensar, cosas malas tienen a diario. Que vaya algún voluntario con cualquier tipo de show y se lo ofrezca a esta gente es fantástico, te lo agradecen muchísimo”.

Zaki hace que la fantasía de niños y niñas siga despierta, que sus ilusiones y su imaginación vuelen por encima de sus condiciones de vida. “Ellos creen en la magia”, afirma Zaki.

A la pregunta de cómo se hace esto… la respuesta es muy fácil: “Para financiar este viaje vendí todas mis cosas con las que trabajaba, alquilé mi piso y una pequeña lonja. Además me ayudan algunas asociaciones, amigos y familiares”.

Cuando le preguntamos que le gustaría hacer con su magia Zaki sabe que es lo que quiere cambiar… “El mago hizo zass con la varita y desapareció el hambre en el mundo, el mago hizo zass con la varita y desaparecieron las injusticias, el mago hizo zass con la varita y desaparecieron las guerras, el político hizo zass y desapareció el mago”.

Para seguir este viaje www.zakimagoa.blogspot.com o si queréis contactar directamente zakimago@hotmail.com

Emilia Arias e Iñaki Landa

Anuncios

Acerca de Emi Arias

Periodista. Master en televisión por RTVE. Experta en Información internacional y Master en Igualdad entre Hombres y Mujeres.
Esta entrada fue publicada en Centro Social, Independencia, Lima, Perú, Perualde y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s