Una canción para La Sarita

Estampita de "La Sarita"

Es el nombre de un penal de El Callao (Lima), el nombre de un grupo de música y el título de infinidad de canciones. Es la esperanza y la suerte.

Cuando alguien en “los pueblos jóvenes” quiere un milagrito, se lo pide a “La Sarita”. Las putas, los estibadores del puerto y los homosexuales fueron los primeros en rendirle culto… Después la gente que llegó de la sierra, los marginados, las marginadas, los conductores de combis, de motocarros, los taxistas, las madres solteras… Todos y todas llevan una estampita con la cara de esta joven emigrante llegada a Lima desde Huaraz.

Hasta Vladimiro Montesinos, en la cárcel por crímenes contra la humanidad cometidos bajo el gobierno de Fujimori, llevaba una estampita de La Sarita cuando fue detenido. Cosas que pasan: “el doctor”, como se hacía llamar, ahora duerme en la cárcel que él mismo construyó.

Penal "La Sarita". El Callao. Lima

Sarita Colonia murió en 1940 después de una vida bastante parecida a la de todas las personas que migraron desde La Sierra. Trabajó de panadera, niñera, vendiendo ropa, comida… Cuidó a sus hermanos desde que su madre murió y dió de comer en El Callao a todas las personas que se encontraba y tenían menos que ella. Esto, unido a su afición por las hierbas curativas le dieron la fama de santa, de milagrosa… Murió de paludismo y fue enterrada en una fosa común, sin nombre, sin funeral, sin nada.

Un año después su padre colocó una crucecita con la foto de la joven. Los primeros que llegaron a venerarla y dejarle flores fueron los olvidados, los marginados a los que ella no dió la espalda nunca. Con el “boom” de la migración en los 70, el fenómeno creció y se construyó una capilla que todavía cuida su familia. El cuartito está siempre lleno de fotos, regalos, recuerdos y nombres pintarrajeados por las paredes.

La iglesia no reconoce a La Sarita como Santa, ni tampoco sus “milagritos” como verdaderos. Aquí en Perú “les vale madre” lo que piense la iglesia. Ella, La Sarita, es la Santa del Pueblo, la Santa de los grupos sociales marginados.

En el penal Sarita Colonia viven hacinados miles de presos. Muchos, llevan a La sarita en el pecho mientras esperan un “milagrito”, puede que el milagro de la libertad o sólo una oportunidad, una sola.

Esta canción es para “La Sarita”. Tengo un par de cosas que pedirle, con el permiso del pueblo.

Anuncios

Acerca de Emi Arias

Periodista. Master en televisión por RTVE. Experta en Información internacional y Master en Igualdad entre Hombres y Mujeres.
Esta entrada fue publicada en Leyendas, Lima, Perú y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una canción para La Sarita

  1. elmundofree dijo:

    Excelente nota sobre la querida Sarita Colonia, aquí les dejo una muy buena canción que combina Rock y Chicha. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s