Invasiones

Voy a hablaros de invasiones, invasoras e invasores. Y no. No voy a decir una palabra de Pizarro.

Aquí, en Lima, se conocen como invasiones los terrenos ocupados por gente llegada de la Sierra y de la Selva. Muchas se instalaron en los 70, la mayoría después, durante el conflicto interno. Huyeron de la dureza de Sendero Luminoso en zonas rurales, de las matanzas de los Paramilitares, de la falta de oportunidades… Y este estado terriblemente centralista hizo el resto fomentando, con sus distintos gobiernos, la desigualdad y el racismo. El llamado “Nuevo Tigre” de América Latina, esconde en su periferia arañazos que aún no es capaz de curar.

Cerro El Volante (Independencia)
Son los cerros, los pueblos jóvenes, las invasiones… Ahora el gobierno ha regularizado la situación de algunos terrenos concediendo los deniminados lotes. Pero sin luz, sin agua, sin calles y sin servicios de saneamiento.

Lady vive en una casa alquilada. Tablones, algunos plásticos y placas metálicas que forman un puzzle inacabado, con huecos y con piezas sueltas. Al mes paga cerca de 30 soles de alquiler por estos 20 metros cuadrados que comparte con sus cinco hijos. En breve serán seis porque ya está de siete meses. El suelo de arena está embarrado en los rincones porque los pequeños juegan con el agua. La parte alta de la estancia está atravesada por cables, como el tendido eléctrico de una calle de Budapest. Los hilillos negros se unen, se embrollan, se separan y se alejan hasta que la vista se encuentra con una bombilla. Tienen luz.

El pequeño tiene nombre de futbolista del Barcelona. Come una naranja que acaba de recoger del suelo. Tiene un año, un orzuelo en un ojo y un precioso corte de pelo recién estrenado. Hasta hace unos días, este pequeño no  existía. No tenía partida de nacimiento. No tenía DNI. Era un No Nacido.


“Nació en casa, igual que sus hermanos.  Lo tuve solita y luego una vecina vino a ayudarme”.
Aquí la salud es un lujo, no un derecho. Sin plata no hay hospital. Ni el seguro médico del gobierno es algo al alcance de todo el mundo. Sólo quién tiene nómina, tiene derecho al SIS (Servicio Integral de Salud).  Pero nadie se fía de la sanidad “pública”. “Ahí te matan”, me contó una vez una señora del barrio.

Lady cría a sus hijos e hijas sóla. Dice que no ha tenido tiempo para pensar un nombre para el sexto bebé. Su hija mayor quiere que se llame como el protagonista de su telenovela preferida.

Antes de irme halago las vistas que hay desde su casa. Un desierto poblado de casitas de colores. Casas encima de casas y debajo de casas. Depósitos de agua, canchas deportivas, niños que corren, niñas que cargan agua, que lavan ropa, que caminan sueños…

Se levanta para despedirnos. Es muy guapa, con unos ojos rasgados negros y una negra e interminable melena.  Su expresión es entre triste y dulce y conserva la timidez y el acento de su tierra. Es bonito. Me encanta que venga a vernos al centro porque hablar con ella calma los nervios que Independencia y Lima me producen.

“Hoy os dejo a los pequeños en la guardería, salgo a vender”

Si sale el sol puede que gane 30 soles (no llega a 9 euros) vendiendo helados.  Y Lima es siempre tan gris que parece no deshacerse nunca de esa garúa interminable.

Lady paseará su carrito y su tripa de siete meses avenida arriba, avenida abajo. Carmen, su hija mayor, hará el papel de madre con el resto de los niños en la casa cuando ella salga a vender.

Llegará tarde y compartirá sus derrotas y sus triunfos con Carmen, sentadas las dos en la cama. Hay dos camas de madera en el cuarto y pronto serán 7 para compartirlas.

Hace unos días las mayores no fueron al colegio porque mataron a tiros a su primo de 18 años en Villa El Salvador.

Ellas llegaron a “invadir” desde la sierra central. Me pregunto a quién se supone que han invadido.

Al desembarco de Pizarro le llamamos descubrimiento, conquista, aventura… A la llegada de la gente de la Sierra y de la Selva  a la periferia de Lima le llaman invasión.

Ya es hora de empezar a llamar a las cosas por su nombre. A mi se me acaban las palabras mientras busco el sol en el cielo de Lima.

Anuncios

Acerca de Emi Arias

Periodista. Master en televisión por RTVE. Experta en Información internacional y Master en Igualdad entre Hombres y Mujeres.
Esta entrada fue publicada en Independencia, Lima, Perú, Perualde y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Invasiones

  1. Roxana dijo:

    Emi:

    el cielo de Lima “acojona” (no encuentro otro término) pero tiene otros muchos encantos. Una anécdota: paseábamos en taxi, desde el Hotel donde nos hospedábamos para una reunión de la oficina, al Museo del Oro. Ibamos tres: dos paceñas de nacimiento y yo, una adoptada. Hablábamos de como siempre es el cileo gris allí y que en los días que estábamos en la ciudad no habíamos visto ningún cambio, a pesar de que no llovía nada. Una de las compis le pregunta al taxista ¿y cuándo el cielo de Lima es color celeste? y el tipo le contesta “Hoy”. Y te cuento esta anécdota porque aquí también tenemos muchas Ladys.

  2. Felicitaciones, que bueno que se vuelva a usar las faldas y los vestidos con falda para los varones, por moda, por innovacion, por salud y por comodidad. El pantalon, la correa y los boxer ajustados estan propiciando la propagacion de enfermedades como la impotencia, esterilidad,y muchas mas. NInguna parte del cuerpo del hombre se maltrata, o magulla tanto como los genitales. Las faldas y los vestidos son faldas son muy comodos y saludables. El pantalon es un atentado y una desgracia para la virilidad.
    Lo mejor es lo original; tuncas modernas, faldas o vestidos con falda para varones.
    Mirar en imagenes en internet: salud falda hombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s