Andrés y Jimena

Todo está mojado en La Junta. Las mochilas pesan demasiado cuando se anda de calle en calle buscando un lugar donde plantar la tienda. El único camping del pueblo tiene el hueco bajo el cobertizo ocupado por otra carpa. El resto del espacio está libre y mullido por la hierba pero al raso. Sabemos que nuestra tienda no aguanta la lluvia asi que nos damos la vuelta y buscamos otro lugar.

Tenemos las caras largas, la ropa mojada y caminamos en silencio.

Una pareja nos adelanta y nos dice:

“Somos los de la tienda del cobertizo. La podemos quitar y vosotros ocupais ese espacio. Nosotros no vamos a acostarnos porque nuestro bus sale a las cinco asi que sin problema. Volved que el cobertizo es vuestro.”

Volvemos después de dar las gracias unas cinco millones de veces. Ya habían quitado la tienda al llegar y la habían colocado bajo la lluvia. Mientras montamos nuestra tienda se acercan y nos dan un bulto grande azul.

“Es una colchoneta. Para que duerman bien que nosotros entramos en la otra que tenemos. Tomenlo como un regalito, un buen gesto de un chileno. Después de un día malo siempre pasa algo bueno.”

Volvemos a no saber qué decir. Andres y Jimena tienen 43 y 40 años y llevan más de 20 juntos, desde que se conocieron mochileando en la región de los lagos. Ahora no tienen casa, la dejaron casi un mes atrás. Viajan poco a poco desde Puerto Montt hasta Coyahique, donde viven los padres de Andrés, que le abandonaron en Santiago cuando tenía 7 años. Quiere conocerles porque ya no les recuerda.Viajan a pié y en coche cuando alguien les recoge y les lleva.

“Cuando vea a mis padres no voy a pedirles explicaciones. Sólo quiero cuidarles si son mayores. Darles un abrazo, conocer a dos hermanas que creo que tengo.”

Desde los 7 años creció sólo en la calle, buscándose la vida.

“Cuando os vi con las mochilas… y esas carillas… Yo sé lo que es pasar frio, lo que es pasar hambre…”

Sentados en el “quincho” sacan un termo con agua caliente para el té y siguen contando. “A Jimena la conocí con 23 años. Ella me llevo derechito por la senda. Me rescató y ha sido mi única familia”.

Ella para de vez en cuando la historia para hacer bromas. Se ríe sin parar y sus ojillos oscuros brillan a la luz de la linterna que cuelga del techo.

“Pasé por el alcohol para calmar el frío… por las drogas porque todos los chicos de la calle lo hacían… y por la delincuencia. Cuando uno no tiene opciones ni tiene esperanza…”

Nos ofrece otro té. Nos pregunta por lo que hacemos. Nos entra vergüenza de clase media.

Están pensando en quedarse en este pueblo. Les han ofrecido trabajo.

“Hemos montado y desmontado casas mil veces. Él trabaja de lo que sea siempre y yo también. Cuando nos aburrimos de un lugar, nos vamos. Ahora ya pensamos en echar raíces. Este pueblo nos ha gustado. Somos raros ¿verdad?”

“Sois las personas más normales que he conocido en mi vida”, responde Iñaki.

La noche sigue húmeda y fría a la luz de dos linternas. Saltan preguntas sobre España y sobre nuestro viaje. Brillan anécdotas de sus noches de tienda de campaña, de sus días con la mochila al hombro. Nos hablan de las montañas de esta zona, que son muy “celosas” y se vengan de quién comete un mal gesto con ellas.

Nos despedimos de ellos con un fuerte abrazo, intercambiamos mails y nos vamos a dormir.

Cuando amanecemos,  ya se han ido.

Desde esa noche les busco por los caminos, por las carreteras, en los coches que pasan.

Busco dos caracoles con las casa a cuestas. Van despacio porque van muy lejos y porque conocen el verdadero sentido del camino.

Tenías razón Andrés. Después de un día malo, siempre te espera algo bueno. Algo como conoceros.

A Andrés y Jimena.

Emi Arias

Anuncios

Acerca de Emi Arias

Periodista. Master en televisión por RTVE. Experta en Información internacional y Master en Igualdad entre Hombres y Mujeres.
Esta entrada fue publicada en Chile, Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Andrés y Jimena

  1. Maribel dijo:

    Mil gracias a Andres y Jimena por su gesto con vosotros siempre habra gente buena en el camino, seguir por esos caminos que os traeran de regreso a casa un beso muyyyyyyyyyyyy grande de mama

  2. amaia larrinaga perez dijo:

    hola pareja! Soy Amaia Larrinaga, aqui que desde ayer estoy en nueva etapa comunicativa via net que antes vivia en otro mundo. Me ha mandado ama el link de vuestro blog que dice que esta enganchada, buen consejo si señor. He escogido un email al azar (x falta d tiempo investigare + proximamente) y que preciosidad de historia, y que bien contada…, que bonito irme a dormir despues de esta historia verdadera GRACIAS
    algun dia entrare emailear, hasta entonces os mando un abrazo mu mu gordo! Buen camino!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s